Y ….. la tele se hizo mayor
febrero 3, 2007, 8:44 am
Filed under: Artículos

Mientras las cadenas españolas viven en un letargo, ¿algunas vez estuvieron despiertas?, de depravación y maquiavelismo, de pan y circo. Parasitando sobre una producción propia que, salvo honrosas excepciones como la inteligente Los Simuladores -aunque sea una adaptación de su homónima argentina-, no pasa de ser aburrida, repetitiva y predecible, incitando al espectador a apagar el televisor y haciendo realidad aquellos temores que Cronenberg nos había augurado en su película Videodrome.

Serie a serie se hace patente la falta de ideas y de argumentos en el que se mueven las series de televisión patrias. Una veces cayendo en la tan denostada, y con razón, comedia azoriana –referente a las comedias del destape-, y otras fabricando lo que aquí se ha venido a llamar el remake adaptado a la realidad española, traducido esto quiere decir que mientras en USA alguien tiene un percance con una sierra eléctrica mientras tala un árbol, en España alguien se corta su mano intentando abrir una lata de fabada. Ello unido a la cada vez más salvaje búsqueda de audiencias, que al fin de cuentas es la gran culpable de esta situación, condena al ostracismo cualquier intento de experimentación narrativa.

De ahí que sea hora de buscar otras referencias, de devolver la dignidad a un electrodoméstico tan demonizado como nuestro querido televisor. Por eso he decido escribir este artículo porque pienso que hay inteligencia dentro de esa pantalla de x pulgadas. Este artículo trata sobre una cadena de pago estadounidense que arriesgó por tener unos contenidos de calidad, que apostó por intentar sacar al espectador de la monotonía e ir un paso más allá: con todos ustedes la HBO.

Series como Twin Peaks, Seinfield, Doctor en Alaska o Los Simpson abrieron el camino. Un nuevo sector de población de clase media-alta, que hasta entonces veía con recelo el medio televisivo, había sido cazado. Se hacía necesario guardar en el olvido la década de los ochenta y con ello aquel panorama televisivo tan conservador protagonizado por tontas telecomedias, interminables sagas familiares, soldados de fortuna, coches parlantes y hombres multifuncionales.

En este contexto de cambio la HBO comienza a producir series dramáticas como forma de lograr la fidelidad de sus suscriptores, desplazando así a los índices de audiencia como criterio principal para evaluar el éxito de un programa. Las series dramáticas Oz, Los Soprano, A dos metros bajo tierra, The wire (Bajo escucha), Carnivàle, Deadwood, Roma o la miniserie Angels in America han puesto en práctica el eslogan del canal “No es televisión, es HBO” a través de tres características básicas: la colaboración con autores consagrados, la inclusión de contenidos tabú y la renovación de fórmulas narrativas y genéricas.

La no búsqueda de audiencia hace que se recluten a autores televisivos con una identidad clara y de gran prestigio dentro de la industria dándoles un elevado nivel de libertad, con ello se trata de obtener un reconocimiento crítico. Trabajar con este tipo de televisión de autor significa también que cuando el creador decide abandonar el programa para centrarse en otros proyectos éste es cancelado.

Otro sello de marca es la no inclusión de anuncios en sus series, por lo que en el canal no hay nada prohibido. No hay cortapisa alguno para la utilización de palabras malsonantes, violencia extrema, situaciones sexuales y uso de drogas.

Para la temática de sus series el canal ha apostado por la hibridación. Los Soprano es una combinación del género gangster con el drama familiar, mientras que Deadwood cruza el western con el género de gangsters convirtiéndose en un claustrofóbico drama urbano. Roma es también un drama político mientras que The wire (Bajo escucha) es a partes iguales un relato policiaco y uno sobre gangsters, con las dos parcelas del relato manteniéndose independientes durante buena parte del desarrollo argumental. Carnivàle se situaba en la Depresión norteamericana y era en muchos momentos un drama social, pero también un relato fantástico. Tanto A dos metros bajo tierra como Big love son dramas familiares renovados por originales planteamientos que muestran familias atípicas y desajustadas emocionalmente.

HBO también ha apostado por la utilización de innovaciones narrativas poco comunes en la ficción comercial. Oz abrió el fuego importando fórmulas del teatro, con uno de los personajes secundarios del relato, un preso paralítico llamado Augustus Hill, actuando como narrador omnisciente en fragmentos oníricos en los que aporta reflexiones sobre los acontecimientos del capítulo en un arriesgado contraste con el planteamiento naturalista, casi docudramático, del resto del programa. En A dos metros bajo tierra también abundan las secuencias oníricas, particularmente conversaciones de los personajes con fallecidos, tanto cadáveres que en ese momento se encuentran en la funeraria como seres queridos como el patriarca Nathaniel Fisher. En el caso de The wire (Bajo escucha), es una estructura fuertemente serial, con cada temporada girando en torno a un caso. Pero a ello se añade una gran densidad temática, desarrollo narrativo demorado y primacía de los elementos de caracterización sobre la acción física.

Puede que dentro de unos años nos sintamos orgullosos de tener unas cadenas made in Spain donde primen los contenidos de calidad. Personalmente creo que ese momento nunca llegará y los canales seguirán viendo al espectador como un mueble más del salón. De ahí que canales como HBO han de ser considerados como verdaderos paraísos catódicos, a los que es necesario recurrir de vez en cuando para hacernos ver que en televisión también hay un rincón para hacer arte.

 


1 comentario so far
Deja un comentario

VALE CANAMPE

Comentario por Anónimo




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: