Y ….. Danny Elfman, el músico de Tim Burton
enero 25, 2007, 5:18 pm
Filed under: Artículos

“Tarde en la noche, cuando no tiene a nadie alrededor, Danny Elfman enciende la luz en su estudio, enciende su mac y experimenta con ritmos, ritmos acelerados y texturas corales para la nueva partitura de su ultima película”.

Danny Elfman nació en Los Angeles (California) el 29 de mayo de 1953. Se trata sin lugar a dudas de uno de los compositores más sensibles, melancólicos, oscuros y divertidos del momento, con un marcado sello propio en el que se aprecian las influencias de compositores tan notables como Bernard Herrmann y Nino Rota. La atmósfera de su música hace que en un instante, cambiando los matices con notas más agresivas, convierta su melodía de inocente y mágica a triste y siniestra. Ese sonido gótico, tan característico de su música, lo logra gracias al uso de las grandes orquestas junto a voces corales, tanto de niños como de adultos.

Pero Elfman no tendría ese reconocimiento que ahora tiene sino fuera por sus colaboraciones con Tim Burton que lo ha hecho convertirse en un compositor de culto, referente en el panorama de la música actual, y no sólo dentro del cine o la televisión.

En 1985 conoció a un joven director que buscaba un músico para su primera película, este era Tim Burton, fan del grupo Knights of the Oingo Boingo del que Danny Elfman era el líder de la parte musical. Burton lo convenció para que compusiera la que sería su segunda banda sonora, Pee Wee’s Big Adventure (1985). El éxito de este extraño y extravagante film los pasó a convertir en una pareja de hecho, la música de Elfman era la banda sonora perfecta para el universo burtoniano y ambas partes resultaron mutuamente beneficiadas por el talento del otro. El binomio volvió a colaborar ese mismo año en el capítulo The Jar perteneciente a la serie televisiva Alfred Hitchcock Presents.

Tres años más tarde Burton y Elfman se unen de nuevo en Beetlejuice (1988), película en la que nos encontramos con el primer Elfman oscuro y tenebroso, una melodía perfecta para esa fascinante historia de fantasmas dirigida por Burton.

Un año más tarde, en 1989, llegó Batman (1989) y con él el reconocimiento definitivo de la pareja Burton-Elfman. El Batman gótico-tenebroso de Burton reventó las taquillas y Elfman consiguió el reconocimiento definitivo por una obertura que pronto se convirtió en uno de los temas más emblemáticos de la banda sonora, como en su día lo fue el tema de Superman o de Star Wars.

Pero lo mejor de esa colaboración aún estaba por venir. En 1990 Tim Burton nos presenta Eduardo Manostijeras la más bella historia de amor gótico-fantástico de la historia del cine. Al frente del score un maravilloso Danny Elfman que ya desde los títulos de crédito iniciales nos introduce en el cuento fantástico ideado por Burton.

Seguramente si por algo va a ser recordado este dúo será por dos obras posteriores, ambas realizadas en plena fiebre de la animación digital. Hablo como no de Pesadilla antes de Navidad (1991) y La Novia Cadáver (2005), ambas salidas de la mente de Tim Burton y rodadas en una técnica tan arcaica como es la stop-motion. Método consistente en hacer fotos de los muñecos de plastilina, de manera que de una a la siguiente se perciba un pequeño cambio. Así, al pasarlas rápidamente se tiene la sensación de movimiento. El resultado fue un conglomerado de fantasía y mitos del terror, envueltos en las partituras divertidas y tétricas, y alejadas de las modas del momento, de Danny Elfman, repletas de atractivos números musicales y en las que los ritmos y los juegos de palabras están al servicio de los personajes de la película.

Entre estos dos cuentos nos encontramos con cinco películas. Elfman no participó en la extraordinaria Ed Wood (1994) parece ser que por diferentes problemas surgidos durante el rodaje de Pesadilla antes de Navidad que hicieron que la amistad quedara temporalmente rota de ahí que Howard Shore se ocupase de la banda sonora.

El reencuentro se produjo con Mars Attacks (1996) una alocada película en la que la música de Elfman volvía a integrarse de forma perfecta a esta sátira al cine de ciencia ficción que filmó Burton, su score sirvió para darle todavía un tono más delirante. Por desgracia los resultados no fueron los deseables y muchos consideran esta colaboración una obra menor.

Quizá Sleepy Hollow (1999) y El Planeta de los Simios (2001) significó el bajón creativo de Elfman. Nos topamos con un Elfman en estado comatoso. Aburrido de lo gótico trató de buscar nuevos caminos cayendo muchas veces en lo repetitivo, como en el primer caso, o en lo grotesco como sucedió con ese remake filmado por Burton.

Pero su nueva colaboración en el 2003, Big Fish, nos trae a un Elfman en plena forma capaz de transmitir esa atmósfera de sueño que Burton plasma en la pantalla. La música de Elfman acompaña al protagonista a lo largo de su vida, aportando ese estilo capaz de guiar al espectador a través de un maravilloso cuento de hadas

Y, finalmente, el 2005 nos trae una nueva sorpresa Charlie y la Fábrica de Chocolate, adelanto de La Novia Cadáver, se nos presenta un Elfman juguetón y divertido, sólo recordar las canciones que cantan los Oompa Loompas, con un score que nos transporta por ese universo de coloridas golosinas por el que discurre el film.

Ahora solo cabe esperar a la próxima colaboración entre estos dos grandes genios del cine contemporáneo. Mientras tanto podemos disfrutar de sus scores para diferentes series de televisión.


4 comentarios so far
Deja un comentario

Hola Danny Elfman soy tu admirador #1
Paul Fernandez hoy 29 de mayo del 2008 te deseo un “FELIZ CUMPLEAÑOS” todos de mi colegio saben que hoy es y hasta lo escribí en la pizarra de mi curso…..sabes cuando yo sea grande quiero tener una profesión como la tuya…ser un gran compositor cinematografico, y te cuento en una feria cientifica que va a ver en mi cole mi grupo y yo escogimos el tema “Compositores Cinematograficos”
y yo voy a hablar de ti en el colegio “Antares” que la pases hoy todos los dias super bien saludos a tu esposa e hijo T.Q.Mucho.

Comentario por Anónimo

Hola Danny Elfman soy tu admirador #1
Paul Fernandez hoy 29 de mayo del 2008 te deseo un “FELIZ CUMPLEAÑOS” todos de mi colegio saben que hoy es y hasta lo escribí en la pizarra de mi curso…..sabes cuando yo sea grande quiero tener una profesión como la tuya…ser un gran compositor cinematografico, y te cuento en una feria cientifica que va a ver en mi cole mi grupo y yo escogimos el tema “Compositores Cinematograficos”
y yo voy a hablar de ti en el colegio “Antares” que la pases hoy todos los dias super bien saludos a tu esposa e hijo T.Q.Mucho. BYE

Comentario por Anónimo

Danny NO SE SI LEERAS ESTO O UNO DE TUS COLABORADORES.
RICARDO FRAZER QUIERE TRABJAR CONTIGO EN EL MUSICAL HOUDINI PLASE LOOK
HOUDINI FRAZER VIDEOS
TERRA MITICA PASES DE TEMPORADA
GRACIAS
TELEFONO MOVIL ESPAÑA 655 899233

Comentario por maria cristina benitez bilbao

“Y .. Danny Elfman, el músico de Tim Burton ” ended up being certainly entertaining and instructive!
Within todays world honestly, that is quite hard to deliver.
Thank you, Blanca

Comentario por http://bing.com




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: